Page 7 - Hosanna - Boletin 2017
P. 7
etín Informativo ¡Hosanna! n o 17

Carta del Hermano Mayor

Queridos hermanos en Cristo:
Un año más me dirijo a vosotros desde este boletín in-
formativo que edita anualmente nuestra hermandad, pero en esta
ocasión como Hermano Mayor de la misma. Como ya sabéis, el
pasado cinco de agosto se celebraron elecciones en nuestra her-
mandad, presentándose como único candidato para la presiden-
cia de la misma un humilde servidor. Es un verdadero orgullo el
ostentar dicho cargo y tomar el relevo del trabajo marcado por
todos los que antes me precedieron, a la vez de ponerme a dispo-
sición de todos y cada uno de vosotros.
Quiero agradecer a todos los que depositaron su confianza en mí para tal menester
mediante su voto, al igual que a mis compañeros de Junta de Gobierno por acompañarme en
otra nueva andadura, los cuales muchos de ellos llevan ya más de tres legislaturas trabajando
por nuestra hermandad y en momentos a veces muy difíciles.
Cuando decidí presentar mi candidatura a Hermano Mayor muchos me pregunta-
ron cuál sería mi primer y principal proyecto, a lo que contesté por activa y por pasiva... La
vida de hermandad. ¿Alguien puede entender de grandes proyectos dejando al lado el proyec-
to de HERMANDAD? Yo no. Creo que poco a poco estamos viendo frutos en este sentido. Un
grupo Joven que se va afianzando poco a poco, asistencia a los actos de numerosos hermanos
(deberíamos de ser aun más), acercamiento de hermanos colaborando en los distintos campos
de trabajo que ofrece nuestra hermandad, etc. Ese es el camino.
De este modo seguimos y quiero expresarlo otra vez, con las puertas abiertas para
todos los que componéis esta casa de San Miguel. Nuestra hermandad no es la casa del her-
mano tal o cual que te cae mal, la de la Junta de Gobierno que es la que ordena y manda, la de
fulanito ni menganito…San Miguel es de todo aquel que pertenece a esta corporación. Ahora
sí, como toda asociación o hermandad, la nuestra también está regida por normas las cuales
son de debido cumplimiento, tanto a derechos, como obligaciones y comportamiento, en una
palabra: Respeto.
Nos acercamos poco a poco al cumplimiento de los setenta cinco años de nuestra
fundación y este es el único camino para poder recoger entonces, lo cosechado desde nuestros
principios hasta ahora. Debemos de seguir creciendo en formación, algo imprescindible, pues
nunca olvidemos que somos Iglesia. ¿Os parecen pocos proyectos? Si lo vamos consiguiendo,
los proyectos materiales seguro que llegaran.
Para terminar quisiera dar las gracias a cuantas personas, entidades y empresas cola-
boran año tras año con nosotros pues sin vuestra ayuda este Boletín no vería cada año la luz.
Ya solo desearos que esta Cuaresma en la cual estamos inmersos os sirva de reflexión
y recogimiento para así poder llegar plenos a un nuevo e ilusionante Domingo de Ramos.
Que así sea.

Rafael Jurado Tejero.
Hermano Mayor.

5
   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11   12