Virgen de la Victoria

virgenvictoria 148

Ntra. Sra. de la Victoria obra del carmonense D. Antonio Eslava Rubio (1.969) restaurada por D. David Valenciano en 2.004. 



Imaginero Antonio Eslava Rubio (1909-1983): Biografía

 

Una vez recopilada la obra de Francisco Buiza, mi intención es iniciar una nueva serie de artículos en los que recopilar la obra del otro gran imaginero de Carmona en el S. XX Antonio Eslava Rubio. El desarrollo de estas entradas será más laborioso ya que, a diferencia de la obra de Buiza, la de Eslava esta aún por catalogar, lo que dificulta hacer un análisis exhaustivo de la misma, sin duda la colaboración de todos vosotros podrá ayudar a documentar las lagunas que puedan surgir.

Nació en la ciudad de Carmona el 13 de mayo de 1909 en la calle Pedro I, junto a la Iglesia de San Felipe, donde fue bautizado. Su madre Antonia trabajaba al servicio de la familia Montero, esta mujer de pequeña estatura, de dotada de gran belleza, será la que anime a su hijo a entrar en el mundo de la imaginería y como más tarde el mismo confesaría, la que le sirve de inspiración para la realización de sus Dolorosas. Fue un hombre que dedicó toda su vida a la creación imaginera, llevó una vida solitaria muy apegado a su madre.

Cursó los primeros estudios en los Padres Salesianos de Carmona, compatibilizanzo su afición por el arte con su otra gran pasión el futbol, donde también destaco, llegando a jugar en la plantilla del Carmona Club. En 1929, el Ayuntamiento de Carmona le concede una beca, lo que le permite ir a estudiar a la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos de Sevilla.

En la misma tendrá como profesores a Manuel Echegoyan, José Lafita y José Luis Vasallo; pronto destacará entre los alumnos, obteniendo premios de modelado y vaciado en los años 35 y 36.

En este último año obtuvo además el Premio Extraordinario de la Diputación y el del Excmo. Ayuntamiento de Sevilla en la sección de Artes y Oficios. Obtendrá además el premio de la Escuela de Artes y Oficio en 1937 y el primer premio por oposición en la asignatura de composición decorativa y escultura.

Los premios y reconocimientos recibidos a lo largo de su formación le abren muchas puertas y le permiten entrar en 1947 en el taller de Castillo Lastrucci, el más importante en esos momentos en Andalucía dedicado a la imaginería sacra, que principalmente reponía las obras perdidas tras la Guerra Civil. De este taller saldrán multitud de obras para las Semanas Santa de toda la geografía española. Eslava pronto destacará como uno de los alumnos más aventajados, no en vano, podemos concluir que en muchos aspectos llegó a superar al maestro.

En 1956 tras diferencias con Castillo Lastrucci y ante la necesidad de desarrollar su propia producción, establece su propio taller en un corral de San Juan de la Palma , aunque ya en 1943 había tenido un obrador propio en la Plaza de Menjibar.
 

Durante los años que trabaja en el taller de Castillo, sus obras siguen el estilo del maestro, de formas suaves y serenidad en los rasgos; a partir de 1950 su hacer evoluciona hacía un mayor realismo. 

Debe reconocerse a Eslava como un innovador en las imágenes de la dolorosa en la escuela Sevillana, pues introduce en ella las pautas del escultor murciano Francisco Salzillo.

Antonio Eslava también era especialista en la realización de manos para Dolorosas, haciéndolas expresivas y de gran belleza, delicadas y perfectamente labradas; el imaginero recibirá numerosos encargos de otros escultores y hermandades para realizar juegos de manos para imágenes ajenas.


Desde que sale del taller de Castillo trabajó solo, contó con algún ayudante, pero nunca tuvo discípulos que continuaran su obra. En su obra siempre se inspiró en los grandes maestros del siglo de oro de la imaginería, sobre todo para sus imágenes de Cristo. Para sus Dolorosas siempre le inspiró mucho la Virgen de los Dolores de la Hermandad de la Humildad y Paciencia de Carmona. 

Como cofrade perteneció a la hermandad del Descendimiento de Carmona, para la que realizó la imagen de Cristo titular y las figuras del misterio, llegó a ser profeta en su tierra contando además de esta con la imagen titular de la Hermandad de la Expiración, así cono su misterio y las figuras secundarias de la Hermandad de la Esperanza. Por lo que respecta al resto de localidades, podemos encontrar obras suyas en todas las grandes semanas mayores de Andalucía como las de Sevilla, Málaga, Cádiz o Jerez de la Frontera.

En 1975 al morir su madre, se traslada a San Juan de Aznalfarache, estableciendo su taller vivienda, donde trabajaría hasta que en 1983, ya enfermo y solo (no se casó ni tuvo hijos), unos amigos carmonenses, la familia de Enrique González, le trasladan al hospital-residencia de la Santa Caridad de Carmona, donde fallece el día 18 de diciembre, a los 78 años de edad.
La familia que se hizo cargo de su vuelta a Carmona, se hicieron cargo de su entierro. Al cumplirse los diez años de su muerte, en 1993, la Hermandad del Descendimiento de Carmona decide en cabildo hacerse cargo del mantenimiento de su sepultura en el Cementerio de Carmona.

El 28 de junio del año 2002, el Pleno del Ayuntamiento, acordó designar el nombre de este imaginero a una plaza. El 26 de abril de año 2003, el Consejo de Hermandades y el Excmo. Ayuntamiento de Carmona, descubrieron un azulejo conmemorativo en la calle Pedro I, donde nació Eslava.


En 2007 la Hermandad del descendimiento de Carmona, tras obtener los permisos adecuados, decide trasladar los restos del imaginero para su descanso eterno en la Capilla de San Francisco sede de la Hermandad, para que descanse junto a una de sus obras más queridas el Cristo del Descendimiento.

Se procedió a exhumar los restos y depositarlos en una urna con los escudos de Carmona y de la Hermandad y en una ceremonia solemne, con presencia de las autoridades de la ciudad y de todas la hermandades de Carmona y de la representación de muchas hermandades andaluzas que cuentan con imágenes del artista, y tras la realización de la eucarística se procedió a dar sepultura a los restos en el muro lateral de la capilla, a los pies de una talla de San Francisco, que el propio Eslava restauró y recupero para la Hermandad.

Esta es la semblanza de este hombre introvertido y enamorado de su profesión, que todos los que lo conocieron definen como bueno, honesto y gran profesional y del que trataremos traer aquí buena parte de sus más de cien imágenes realizadas para las hermandades y cofradías. 

BOLETÍN 2018

Queda para la Salida Procesional de fecha 14.04.2019 16:15 121 días

VIDEO EXALTACIÓN VICTORIA 2018

icono canalvideo